Es bastante probable que debido a las circunstancias actuales derivadas del Covid 19 estés atravesando una gran incertidumbre en muchas áreas de tu vida.

Pensamos que las crisis afectan a nuestras vidas en el plano material, pero como estamos viendo esta última situación nos está suponiendo muchos retos no solo en el plano laboral, sino también en el de la salud, a nivel emocional, familiar, personal y existencial.

Muchas de las cosas que antes dábamos por descontadas ahora han pasado a ser casi objetos de lujo: pasear, nadar, abrazar, besar.

Hasta hace nada planeábamos vacaciones a destinos lejanos, reservábamos billetes, alquilábamos coches y todas nuestras preocupaciones eran no estar nunca lo suficientemente insatisfechos.

La lógica de consumo se derivaba siempre de la noción de crecimiento económico. Y, por tanto, ¿por qué conformarnos con estar un poco insatisfechos si nuestro vecino lo estaba más?

Estoy hablando con humor, claro, pero solo tan solo para que podamos ver la situación en la que vivíamos hasta hace poco como no exactamente la ideal para alcanzar la paz y la serenidad..

Ahora vemos que, realmente, lo que valoramos no es comprar lo que comprábamos hasta ahora, sino las cosas que fundamentan la vida humana. Es decir, el ser capaces de apreciar el inmenso don que significa estar vivos.

Es cierto que vamos a volver a tomar aviones y a comprar cosas que no necesitamos, pero al menos la enseñanza ha de ser esta: si no somos felices en lo pequeño, no seremos capaces de serlo en lo grande.

De hecho, lo grande es simplemente el regalo que proviene de haber sido capaces de cuidar esa semilla de atención y valorización de lo pequeño.

Cuida y valora la semilla y podrás sentarte a la sombra del árbol, o podrás alimentarte de sus frutos.

Ahora, por tanto, incluso en estas situaciones inciertas, es el momento de elegir qué es lo que quieres ver crecer en tu vida.

No respondas ahora. 

Pero cuando termines de leer este post, quizás puedas encontrar un momento de calma, sentarte con la espalda recta, cerrar tus ojos, conectar con tu respiración profunda y permitirte sentir qué es lo quieres ver crecer en tu vida.

En realidad ya sabes lo que quieres, ¿verdad?

La meditación es un camino lleno de belleza para no estar pidiendo siempre lo que en realidad no quieres.

Encuentra en Aire Fresco tu apoyo en tu camino

Compartir:

Escrito por

Su pasión es compartir con los demás los beneficios de la meditación y la relajación. Su lema es: lo que es bueno lo es para todos, y lo que es malo no debería serlo para nadie. Sus libros «50 maneras de salvar tu vida» y «Felicidad, Manual de instrucciones» son de referencia en el mundo de la meditación actual. Su más reciente libro «Cómo estar relajado en un mundo confuso» está disponible en tiendas en línea a nivel global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.