Vive mejor y feliz


Image

Duerme Mejor

Uno de los grandes beneficios de la práctica de la meditación de atención plena es poder dormir mejor. Es sabido que uno de los problemas más comunes causados por sufrir de altos niveles de estrés es la dificultad para poder dormir bien. En un ensayo clínico ciego el Doctor Sanford Nidich y sus colaboradores de la universidad Maharishi, comprobaron que prisioneros encarcelados lograban dormir mejor tras cuatro meses de práctica regular de la meditación trascendental1.

Reduce la presión arterial

El cardiólogo Herbert Benson de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard fue de los primeros científicos en sospechar que la práctica regular de la meditación podría ayudar a disminuir la presión arterial. Las sospechas de Doctor Benson han sido corroboradas posteriormente por múltiples estudios como aquel conducido por Jeanie Park y sus colaboradores llamado “Mindfulness Meditation Lowers Muscle Sympathetic Nerve Activity and Blood Pressure in African-American Males with Chronic Kidney Disease”, publicado el 14 de Mayo del 20142.


Image
Image

Reduce el estrés y niveles de cortisol

La investigadora Melissa Rosenkranz y sus colaboradores encontraron que personas que meditan disfrutan de niveles reducidos de cortisol en la sangre, la hormona relacionada con el estrés3. En general, personas que meditan padecen menos estrés, y sus respuestas a estímulos estresantes son menores que las personas que no meditan.

Mejora la concentración

El Neurocientífico Italiano Guiseppe Pagnoni descubrió que practicantes de la meditación logran focalizar su atención con más eficacia que personas que no practican la meditación. En su estudio, participantes eran presentados con números que pasaban rápidamente, tan rápido como 100 números por minuto, en una pantalla de computador. Los participantes debían presionar un botón cuando identifican una serie deseada predeterminada, como por ejemplo 3-2-7. Si el participante tardaba mucho en presionar el botón se consideraba que “había perdido la serie” mientras si presionaba el botón cuando la serie no era presentada se consideraba una falsa alarma. Los practicantes de meditación desempeñaron esta tarea de intensa concentración con un rendimiento superior a los no meditadores4.


Image
Image

Fortalece tu sistema inmune

La práctica de la meditación de conciencia plena va mucho más allá de la relajación y disminución de estrés. La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y La Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai de la Universidad de California, en San Francisco, liderado por la Doctora en Psiquiatría Elissa Epel observaron cambios en genes relacionados con inflamación, cicatrización, y genes que combaten virus5. Además encontraron cambios en la enzima telomerasa que es crucial para el desarrollo y buen mantenimiento celular.

El acortamiento de los telómeros está relacionado con distintas enfermedades crónicas, por tanto, el estudio ve una relación directa entre la práctica de la meditación y el fortalecimiento en nuestra salud.

Mejores relaciones interpersonales

La práctica de la meditación mindfulness o de atención plena nos ayuda a ser más compasivos con nosotros mismos y también con los demás. Esta adquirida apertura y aceptación nos permite con mayor facilidad ponernos en los zapatos de otras personas, ser mejores oyentes. Aquellos a nuestro alrededor se hacen más dispuestos a compartir con nosotros, y a disfrutar de nuestra compañía.

La investigadora Bethany Kok del Instituto Max Plank en Alemania encontró en su estudio6 que tras 9 meses de la práctica de meditaciones diádicas (es decir, meditación que practican dos personas al mismo tiempo) los practicantes se sentían mucho más cercanos socialmente a la persona con la que practicaban la meditación. El estudio sugiere que la práctica de la meditación diádica en este caso puede ayudar a fortalecer relaciones sociales en general, y no solamente a aquellas personas con las que se practica, ya que los participantes del estudio reflejaron mayor apertura y capacidad de compartir y escuchar, a pesar de que la persona con que se practicaba la meditación cambiaba semanalmente.

La práctica de la meditación de atención plena también ha demostrado promover el altruismo en las personas, aumentando la intención de ayudar y promover el bienestar de otras personas. En su estudio la investigadora Helen Y. Weng confirmó7 que la práctica de meditaciones como la meditación de amorosa bondad promueve la compasión, un elemento fundamental en actitudes altruistas. En su estudio Helen Y. Weng observó que la práctica de la meditación modifica sistemas neurales relacionados con el entendimiento del sufrimiento de otras personas, control emocional y ejecutivo, y el procesamiento de recompensas en el cerebro, llevando a la persona a actuar en beneficio de aquella persona en necesidad de ayuda.


Image
Image

¡Y mucho más!

Estos son sólo algunos de los beneficios comprobados científicamente de la práctica regular de la meditación. Numerosos centros y universidades dedican más recursos al estudio de sus beneficios. En la página La Ciencia puedes ver los principales centros que se dedican a su estudio de los beneficios de la meditación.

Referencias:

  1. S. Nidich et al., “Reduced Trauma Symptoms and Perceived Stress Prison Inmates through the Transcendental Meditation Program: Randomized Controlled Trial”, Permanente Journal 20: 4 (2016): 43- 47; http://www.thepermanentejournal.org/files/Fall2016/IncarceratedHealthcare.pdf
  2. Jeanie Park et al., “Mindfulness Meditation Lowers Muscle Sympathetic Nerve Activity and Blood Pressure in African-American Males with Chronic Kidney Disease”, American Journal of Physiology-Regulatory, Integrative and Comparative Physiology 307: 1 (1 de juio de 2014), R93-R101; publicado en Internet el 14 de de 2014; doi: 10.1152/ ajpregu. 00558.2013. https://www.physiology.org/doi/10.1152/ajpregu.00558.2013
  3. Rosenkranz, Melissa A. et al. “Reduced Stress and Inflammatory Responsiveness in Experienced Meditators Compared to a Matched Healthy Control Group.” Psychoneuroendocrinology 68 (2016): 117–125. PMC. Web. 10 de julio de 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4851883/
  4. Pagnoni, Giuseppe. 2012. “Dynamical Properties of BOLD Activity from the Ventral Posteromedial Cortex Associated with Meditation and Attentional Skills.” The Journal of Neuroscience : The Official Journal of the Society for Neuroscience 32 (15): 5242–49. https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.4135-11.2012.
  5. Epel, E S, E Puterman, J Lin, E H Blackburn, P Y Lum, N D Beckmann, J Zhu, et al. “Meditation and vacation effects have an impact on disease-associated molecular phenotypes.” Translational Psychiatry 6 (30 de agosto de 2016): e880. https://www.nature.com/articles/tp2016164
  6. Kok BE, Singer T. “Effects of Contemplative Dyads on Engagement and Perceived Social Connectedness Over 9 Months of Mental Training A Randomized Clinical Trial.” JAMA Psychiatry. 2017;74(2):126–134. doi:10.1001/jamapsychiatry.2016.3360 https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/fullarticle/2594386
  7. Helen Y. Weng et al., “Compassion Training Alters Altruism and Neural Responses to Suffering” Psychological Science, publicado en Internet el 21 de mayo de 2013; http://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0956797612469537